RESPETAR-SE

Pareciera que respeto es una palabra cuyo significado es obvio para todos, sobre todo si se trata de respeto hacia nosotros mismos. Confundimos respetarnos con consentirnos, pensamos que el llevar una vida cómoda que creemos merecer es respetamos, como si todas nuestras acciones sobre nosotros mismos fueran correctas todo el tiempo. Seguramente te has dicho ¿Cómo no voy a saber qué es lo mejor para mí?

Lamento desilusionarlos pero generalmente no lo sabemos. El respeto a uno mismo involucra salir de la comodidad, a veces involucra prudencia y paciencia, y a veces involucra valentía y movimiento. Como seres cambiantes que nos transformamos una y otra vez, debemos darnos cuenta constantemente de lo que necesitamos. Este Awareness o darnos cuenta, es la clave para poder respetarnos, no podemos respetar algo a lo que no le hemos prestado atención y tiempo para conocerle.

Primero, es necesario darnos cuenta de que somos un cuerpo-mente, es decir, no soy un cuerpo o una mente, soy ambos. Ese cuerpomente se compone de varias partes, habrá que preguntarnos cuáles son las partes primordiales a cuidar. Si mi ser se compone de una parte física que es mi cuerpo, entonces debo comenzar por respetar esta parte alimentándola sanamente, moviéndome sanamente; así mismo debo cuidar la parte mental, espiritual y emocional, teniendo pensamientos sanos y quehaceres sanos, conviviendo con seres saludables.

Entonces, podrán ver que cuando cuidamos de nosotros es cuando realmente nos respetamos. Cuando vamos en automático comiendo lo que se nos antoja, haciendo lo que se nos antoja, sin parar un segundo a preguntarnos qué necesitamos, podemos ver el resultado en nuestro cuerpomente; estamos cansados, nos sentimos desanimados e incluso comienzan a surgir enfermedades.

¿Has observado cómo te hablas a ti mismo?, ¿te hablas con amor o con insultos?, ¿te motivas o te presionas?, ¿te gusta estar contigo mismo?, ¿qué te dices cuando pasas mucho tiempo contigo mismo? Cuando respeto mi cuerpomente me siento mejor, mi salud está mejor, soy un ejemplo para otros, motivo a otros a ser más sanos. ¿Cómo comienzo a cuidar de mí? Puedo empezar a preguntarme cómo estoy y observar detenidamente mis hábitos. NO existe un verdadero respeto así mí mismo hasta que realmente empiezo a cuidarme.